Democracia y libertad de las conciencias

Democracia y libertad de las conciencias En todos los ámbitos del actuar humano –también lógicamente en el jurídico y en el económico- las valoraciones en cada instante y circunstancia se realizan a través de las conciencia personal de cada cual que consiste en esa facultad humana de unificar la compleja variedad de datos que son… Seguir leyendo Democracia y libertad de las conciencias

SUR LE CONCEPT DE DEVÉLOPPEMENT

SUR LE CONCEPT DE DEVÉLOPPEMENT Il convient de répéter que la valeur économique, comme relation, est une ordonnance d’une chose à une autre. Une ordonnance,  en définitive, d’une chose à l’homme, à ses besoins, à ses objectives. La valeur de quelque chose ne doit pas être autre que celle de se diriger à son terme… Seguir leyendo SUR LE CONCEPT DE DEVÉLOPPEMENT

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

QUÉJASE DE LA SUERTE

¿En perseguirme, mundo, qué interesas?
¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
poner bellezas en mi entendimiento
y no mi entendimiento en las bellezas?

Yo no estimo tesoros ni riquezas,
y así, siempre me causa más contento
poner riquezas en mi entendimiento
que no mi entendimiento en las riquezas.

Y no estimo hermosura que vencida
es despojo civil de las edades
ni riqueza me agrada fementida,

teniendo por mejor en mis verdades
consumir vanidades de la vida
que consumir la vida en vanidades.

DECIR, HACER – A Roman Jakobson – OCTAVIO PAZ

Decir, hacer A Roman Jakobson Entre lo que veo y digo,Entre lo que digo y callo,Entre lo que callo y sueño,Entre lo que sueño y olvidoLa poesía.Se desliza entre el sí y el no:dicelo que callo,callalo que digo,sueñalo que olvido.No es un decir:es un hacer.Es un hacerque es un decir.La poesíase dice y se oye:es… Seguir leyendo DECIR, HACER – A Roman Jakobson – OCTAVIO PAZ

MARIO BENEDETTI

AMOR DE TARDE 

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme «¿Qué tal?» y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.

Poema

Publicada el
Categorizado como POEMAS