ppt-03 - copia (13).jpg

El hombre valora las cosas acabadas y disponibles para su consumo, para satisfacer su necesidad concreta; las inacabadas las valora sopesando su esfuerzo para completarlas. Las dosifica en orden a sus fines, en orden a hacerlas asequibles para su fin. Valora en menos tanto la dosis insuficiente como la sobre dosis. Todos los recursos materiales son medidos en último término con las reglas de la naturaleza humana que continuamente se esfuerza con su actividad en dominarlas y conformarlas a la medida de sus necesidades. La regla no es meramente cuantitativa, no es puramente matemática; no es exacto que 1 + 1 = 2. No actúa en economía una norma puramente cuantitativa, ni actúa una lógica matemática.