La Ley Natural se despliega desde la conciencia presente en el mundo interior de la persona humana. – Apartado 1 – Capítulo VIII – Justicia y Economía

JUSTICIA Y ECONOMÍA CAPITULO  VIII  SOBRE LA EFICACIA COORDINADORA UNIVERSAL DE LA LEY NATURAL Apartado 1 La Ley Natural se despliega desde la conciencia presente en el mundo interior de la persona humana. Pueden muy bien servirnos de preámbulo introductorio de este último capítulo estas palabras de Domingo de Soto: Primeramente Dios, gobernador universal[1], concibió… Seguir leyendo La Ley Natural se despliega desde la conciencia presente en el mundo interior de la persona humana. – Apartado 1 – Capítulo VIII – Justicia y Economía

Sobre la naturaleza de la riqueza y de la pobreza – Redes y productividad en la Naturaleza – Capítulo 1

REDES Y PRODUCTIVIDAD EN LA NATURALEZA CAPÍTULO 1 Sobre la naturaleza de la riqueza y de la pobreza. La economía es una ciencia radicalmente necesaria para todos. Y ello es así porque la actividad económica es una tozuda necesidad cotidiana[1] que encuentra su fundamento en otras muchas variadas exigencias concretas  -no inventadas, sino reales- que… Seguir leyendo Sobre la naturaleza de la riqueza y de la pobreza – Redes y productividad en la Naturaleza – Capítulo 1

La Tierra como factor productivo fundante del valor económico – Redes y productividad en la naturaleza – Capítulo 2

REDES Y PRODUCTIVIDAD EN LA NATURALEZA  CAPÍTULO 2 La Tierra como factor productivo fundante del valor económico. Es un lugar común –y no por ello deja de sorprender y resulta incluso enigmático- que toda la variedad de recursos económicos se clasifique en tres grandes grupos concatenados siempre: Tierra, Trabajo y Capital. La riqueza de la… Seguir leyendo La Tierra como factor productivo fundante del valor económico – Redes y productividad en la naturaleza – Capítulo 2

La riqueza de la variedad inmensa del Universo – Redes y productividad en la Naturaleza – Capítulo 3

REDES Y PRODUCTIVIDAD EN LA NATURALEZA Capítulo 3 La riqueza de la variedad inmensa del Universo. Si antes decíamos que todos los recursos en su variedad  se suelen clasificar en tres grandes grupos concatenados siempre -Tierra, Trabajo y Capital- ahora debemos fijarnos en la variedad y en las grandes diferencias que existen en los recursos… Seguir leyendo La riqueza de la variedad inmensa del Universo – Redes y productividad en la Naturaleza – Capítulo 3

 ECONOMÍA NATURAL – A modo de conclusión del capítulo VIII – Apartado 6 – Justicia y Economía

JUSTICIA Y ECONOMÍA CAPITULO  VIII  SOBRE LA EFICACIA COORDINADORA UNIVERSAL DE LA LEY NATURAL Apartado 6  ECONOMÍA NATURAL A modo de conclusión del capítulo VIII  Parece que estamos aprendiendo que mientras que la mente –la razón- no puede imponer sus propias estructuras al mundo, sí puede descubrir y entender aquellas de las que emerge la… Seguir leyendo  ECONOMÍA NATURAL – A modo de conclusión del capítulo VIII – Apartado 6 – Justicia y Economía

L’existence des causes finales objectives de la valeur économique. – La existencia de causas finales objetivas del valor económico

L’existence des causes finales objectives de la valeur économique.  Si les hommes cherchent toujours à atteindre un but final, c’est parce que celui-ci existe. Il existe une attirance vers cette finalité ultime inscrite au plus profond de l’être humain, et cette existence justifie l’urgence de déterminer, de manière concrète, la nature de cette finalité ultime.… Seguir leyendo L’existence des causes finales objectives de la valeur économique. – La existencia de causas finales objetivas del valor económico

       

LOS LIBERALES Y EL MUNDO DEL TRABAJO

Es curioso ver cómo desde posiciones filomarxistas, sindicales  y socialistas se hace una apropiación indiscriminada del mundo del trabajo con el recurso verbal al obrero y al trabajador por cuenta ajena. Parece que toda decisión política y económica, por  el mero hecho de venir de ellos tiene necesariamente que favorecer a ese mundo del trabajo tan maltratado. Sin embargo, en sus programas políticos y en las políticas económicas que realmente ponen en pràctica, se prima el consumo, la demanda, la subvención, el ocio y el gasto, sobre el ahorro, la oferta, la productividad, la competencia, y el trabajo en definitiva. La triste realidad de sus erróneas políticas acaba por perjudicar a quienes intentan favorecer y que son quienes les sustentan con sus votos en el poder. La Economía tiene sus leyes impresas en la naturaleza humana y no se puede ir por mucho tiempo en su contra si no se quiere caer en una miseria además coaccionada, esto es, que agosta la libertad individual y familiar.

          Son los pocos liberales que no han cedido al engatusamiento adormecedor de las políticas de demanda los que levantan la bandera del trabajo como motor de progreso en las sociedades donde se implanta. La competencia real y la flexibilidad y desregulación de los mercados de factores productivos donde cobra especial relevancia el trabajo cualitativamente distinto del vecino correspondiente, da lugar a que el comportamiento relativamente más idóneo y racional de ciertos individuos o empresas induzca a otros, estimulados por el éxito de aquéllos, a imitarlos para poder sobrevivir y mejor vivir.

          Es especialmente significativo este proceso en el ámbito de nuestra sociedad de la información y del conocimiento donde el desarrollo intelectual de una comunidad se basa en la rápida difusión de las opiniones sustentadas por un escaso número de personas pioneras en tal o cual innovación material, de organización, financiera o estratégica.

          Como indica Hayek, si una sociedad carente de espíritu empresarial se le permite a la mayoría abortar cuantas iniciativas pueda considerar inoportunas, poca probabilidad existe de que llegue a germinar adecuadamente el proceso espontáneo competitivo del mercado.

          Con estas novedosas, y a la vez viejas, ideas sobre la importancia del trabajo orientado a los mejores fines, los liberales se están adueñando a pasos agigantados de la defensa de la dignidad de los llamados obreros y trabajadores todos.

 Les biens d’équipement agissent sous la direction du travail humain. – Los bienes de capital actúan dirigidos por el trabajo humano

 Les biens d’équipement agissent sous la direction du travail humain.  Les biens d’équipement renforcent le travail de l’homme dans sa tâche d’humanisation de la matière. L’erreur de Malthus consiste à ne pas avoir été suffisamment attentif au fait que l’apparition de nouvelles machines a permis à la société de produire des « biens salaires » – selon… Seguir leyendo  Les biens d’équipement agissent sous la direction du travail humain. – Los bienes de capital actúan dirigidos por el trabajo humano

Extension du concept de capital. – La ampliación del concepto de capital

Extension du concept de capital.             Au sens strict, le terme de capital s’applique aux instruments de production, aux machines et à la structure technologique ; mais peu à peu ce concept s’est étendu pour finalement regrouper tous les moyens servant à la production. Les produits intermédiaires sont compris dans la catégorie de capital et sont… Seguir leyendo Extension du concept de capital. – La ampliación del concepto de capital